Simulación

Acelere el desarrollo de vehículos autónomos en el mundo virtual.

NVIDIA DRIVE Sim, con Tecnología Omniverse

Los vehículos autónomos requieren desarrollo y pruebas a gran escala en una amplia gama de escenarios antes de que puedan implementarse. Sin embargo, conducir la cantidad necesaria de millas en el mundo real requiere mucho tiempo y capital, y encontrarse con escenarios raros y peligrosos es virtualmente imposible. NVIDIA DRIVE Sim™ aborda estos desafíos con una plataforma de simulación escalable, físicamente precisa y diversa. Con DRIVE Sim, los desarrolladores de AV pueden mejorar la productividad, la eficiencia y la cobertura de pruebas, lo que aumenta el tiempo de comercialización y minimiza la conducción en el mundo real.

DRIVE Sim: Vehículos Virtuales, Resultados del Mundo Real

DRIVE Sim utiliza una simulación de alta fidelidad y físicamente precisa para crear una forma segura, escalable y rentable de llevar vehículos autónomos a nuestras carreteras. Aprovecha las tecnologías centrales de NVIDIA, incluidas NVIDIA RTX™, Omniverse™ e IA, para ofrecer una potente plataforma informática basada en el cloud capaz de generar una amplia gama de escenarios del mundo real para el desarrollo y la validación de vehículos autónomos. DRIVE Sim puede generar conjuntos de datos para entrenar el sistema de percepción del vehículo o proporcionar un campo de pruebas virtual para probar el proceso de toma de decisiones del vehículo y tener en cuenta los casos extremos. La plataforma también se puede conectar a la pila AV en configuraciones de software en el bucle o hardware en el bucle para probar la integración del sistema. DRIVE Sim incluso se puede configurar para evaluar cómo los humanos reales interactuarán con la tecnología del vehículo.

Expandir Las Capacidades Con Omniverse

DRIVE Sim se basa en NVIDIA Omniverse, que proporciona los motores centrales de simulación y renderizado. La simulación de vehículos autónomos tiene requisitos de rendimiento en tiempo real, repetibilidad y sincronización extremadamente ajustados, y debe poder funcionar a escala. Además, la generación de datos a partir de conjuntos de sensores AV en mundos virtuales basados físicamente requiere enormes cargas de cálculo. NVIDIA Omniverse está diseñado con vehículos autónomos de simulación de múltiples sensores a gran escala que admiten múltiples GPU. También permite una simulación de sensor en tiempo real y físicamente precisa con NVIDIA RTX..

DRIVE Constellation

DRIVE Sim puede ejecutarse en una estación de trabajo local o escalar a múltiples GPU en nodos. También admite configuraciones de software en el bucle (SIL) o hardware en el bucle (HIL).

Para HIL, NVIDIA DRIVE Constellation proporciona una plataforma de hardware dedicada. Está alimentado por dos servidores. El primero es un potente servidor de GPU para ejecutar DRIVE Sim y generar datos de sensores sintéticos a partir del entorno simulado. El segundo es un servidor de vehículos que contiene la computadora del vehículo de destino que recibe y responde como si estuviera operando en el mundo real. DRIVE Constellation está diseñado para ejecutarse a escala en un data center, acelerando el desarrollo y la validación de vehículos autónomos al probar el software de conducción autónoma en su hardware de destino con precisión de bits y sincronización. Es totalmente compatible con la plataforma NVIDIA DRIVE AGX o se puede personalizar con hardware de terceros.

Abierto y Extensible

DRIVE Sim es abierto, modular y extensible, aprovechando el SDK del Kit Omniverse para permitir a los desarrolladores crear modelos compatibles, contenido 3D y herramientas de validación. Los usuarios pueden crear sus propios complementos o elegir entre una amplia biblioteca de complementos de vehículos, sensores y tráfico proporcionados por los socios del ecosistema DRIVE Sim. Esta flexibilidad permite a los usuarios personalizar DRIVE Sim para su caso de uso único y adaptar la experiencia de simulación a sus necesidades de desarrollo y validación.

Las soluciones automotrices de NVIDIA están disponibles para fabricantes de automóviles, proveedores tier 1, startups e instituciones de investigación que le dan forma al futuro del transporte.