NVIDIA DRIVE SIM Y DRIVE CONSTELLATION

Plataforma de Simulación de Vehículos Autónomos

PRUEBA Y VALIDA MILES DE MILLONES DE MILLAS EN EL DATA CENTER

Imagínese poder probar un vehículo autónomo en una variedad casi infinita de condiciones, antes de que llegue a la carretera. El software NVIDIA DRIVE Sim y el simulador AV NVIDIA DRIVE Constellation™ ofrecen un entorno de prueba escalable, completo y diverso. DRIVE Sim es una plataforma abierta con complementos para modelos de terceros de socios del ecosistema, lo que permite a los usuarios personalizarla para sus casos de uso únicos.

DRIVE Sim: Vehículos Virtuales. Resultados Reales.

DRIVE Sim usa la simulación de alta fidelidad para crear una forma segura, escalable y rentable de lanzar los vehículos de conducción autónoma al mundo real. Aprovecha la potencia de computación de dos GPU NVIDIA RTX™ para ofrecer una plataforma de computación poderosa, escalable, basada en el cloud y capaz de generar miles de millones de millas de pruebas de vehículos autónomos. DRIVE Sim se puede conectar a la pila AV bajo prueba en configuraciones de software-in-the-loop o hardware-in-the-loop.

EXPANDIR LAS CAPACIDADES CON OMNIVERSE

La aplicación DRIVE Sim se desarrolló con NVIDIA Omniverse, que proporciona los motores de renderización y simulación básicos. La validación y el desarrollo de los vehículos autónomos tiene requisitos muy exigentes de sincronización, repetitibilidad y rendimiento en tiempo real. Además, este panorama se complica más con la necesidad de múltiples GPU para simular las cargas completas de los sensores en mundos 3D complejos. La plataforma basada en el cloud de NVIDIA Omniverse se diseñó para permitir la simulación a gran escala y de varios sensores para las máquinas autónomas. Permite simular los sensores en tiempo real y de forma físicamente precisa con NVIDIA RTX en DRIVE Sim, así como la interoperabilidad entre diferentes aplicaciones de software.

DRIVE Constellation

DRIVE Constellation proporciona una plataforma de Hardware-in-the-Loop que ejecuta DRIVE Sim impulsada por dos servidores.El primero es un potente servidor de GPU que incluye ocho NVIDIA RTX. Ejecuta DRIVE Sim para generar datos de sensores y entornos para el software AV en el formato nativo del sensor, lo que incluye cámaras, radares, lidares, ultrasonidos, IMU y GNSS. Los RTX Ray Tracing Cores proporcionan capacidades de ray tracing en tiempo real para renderizar el entorno y simular los sensores en tiempo real.

El segundo servidor contiene el hardware de IA objetivo para que AV ejecute todo el conjunto de software de los vehículos autónomos compatibles con el sistema binario, que opera en el interior del vehículo. Recibe los datos simulados sobre interfaces de hardware nativo y los procesa como si vinieran de los sensores de un automóvil que está realmente recorriendo un camino. La computadora DRIVE Constellation Computer es completamente compatible con NVIDIA DRIVE AGX Pegasus o se puede personalizar para usarse con hardware de terceros.

UN LOOP DE RESPUESTAS COMPLETO

DRIVE Constellation Simulator y DRIVE Constellation Computer trabajan en conjunto para crear un sistema de “hardware en el loop”. En este loop de respuestas digitales precisas en cuanto al tiempo y la información, los datos de los sensores simulados fluyen hacia el hardware de IA objetivo y se procesan en tiempo real. Los comandos de manejo del hardware de IA objetivo se envían de nuevo en tiempo real para controlar la conducción del vehículo virtual en el entorno simulado, con el fin de verificar que los algoritmos en el software AV estén funcionando correctamente.

Las soluciones automotrices de NVIDIA están disponibles para fabricantes de automóviles, proveedores tier 1, startups e instituciones de investigación que le dan forma al futuro del transporte.