Comparación de la nube privada y la pública en el centro de datos

¿Te preparas para una actualización del centro de datos o estás pensando en pasar a una nube privada? Explora las principales diferencias, ventajas y casos de uso de cada tipo de entorno de nube para determinar cuál es la opción idónea para tu organización. Para obtener información más detallada de los beneficios empresariales, presupuestarios y técnicos, descarga el informe técnico.

Temas

  • Introducción

    Cuando la computación en la nube se convirtió en el principal tema de conversación hace varios años, las nubes privadas recibieron menos atención en comparación con las nubes públicas, en gran parte debido a la popularidad de los productos que ofrecían líderes del sector como Google y Amazon. A medida que los departamentos de TI comenzaron la transición a una nube pública, sus muchos beneficios pronto se vieron eclipsados por las preocupaciones sobre las garantías de tiempo de actividad, el control general y las amenazas de seguridad. Un entorno de nube privada reduce, si no elimina, estas preocupaciones por medio de una infraestructura dedicada de un solo inquilino.

    Sin embargo, determinar cuándo pasar a una nube privada puede ser todo un reto. Los temores sobre las restricciones de la tecnología de red interna, el posible tiempo de inactividad de transición, la continuidad de los servicios empresariales, los costes asociados, la pérdida de datos y tal vez las exigencias normativas pueden hacer que muchas organizaciones retrasen su transición.

    Afortunadamente, con NVIDIA este proceso es sencillo, indoloro y sin tensiones. Las siguientes secciones tratan con mayor detalle cómo se determina el tipo de entorno de nube adecuado para ti, cómo saber cuál es el momento para pasar a una nube privada y cómo NVIDIA puede ayudarte en el proceso.

  • Nubes privadas frente a nubes públicas

    Las empresas de hoy en día demandan una red de TI a escala web centrada en mejorar la agilidad y reducir los costes asociados. Con frecuencia, resulta complicado reevaluar y reorganizar continuamente una arquitectura única para adaptarse a unos objetivos empresariales nuevos o cambiantes. La gestión de decenas o incluso miles de aplicaciones diferentes, cada una escrita por diferentes personas en diferentes momentos y en diferentes idiomas, requiere una planificación y supervisión detalladas. 

    Algunas aplicaciones deben estar siempre disponibles para los clientes de una empresa, los proveedores de software como servicio (SaaS), los subcontratistas o los partners. Otras están diseñadas únicamente para el personal interno. En última instancia, la organización debe determinar qué solución de computación en la nube (privada, pública o un híbrido de las dos) se adapta mejor a cada aplicación.

    NUBE PÚBLICA

    Una solución de nube pública la hospeda y mantiene un proveedor externo, como Microsoft Azure o Amazon AWS. En esencia, el proveedor externo "posee" la infraestructura de la nube y simplemente "arrienda" una parte a inquilinos dispuestos por una tarifa mensual. Pasar de los servidores internos a una nube pública tiene atractivas ventajas, como funciones de escalabilidad mejoradas, mayor fiabilidad y capacidad de automatización de redes en la nube pública.

    Un proveedor de servicios administrados en la nube también puede ahorrar tiempo y dinero a la organización, pues mantiene la infraestructura relacionada y resuelve los problemas de equilibrio de carga, servidores web, servidores de aplicaciones y scripts a medida de conmutación por error. Para algunas organizaciones, puede ser una solución muy atractiva. Otras pueden querer un mayor control sobre la red de computación en la nube, al menos con respecto a ciertas aplicaciones más complejas.

    NUBE PRIVADA

    Aunque las nubes públicas tienen muchas ventajas, la mayoría de las empresas rara vez implementan el 100 % de sus aplicaciones en un entorno público. De hecho, para las organizaciones que todavía usan la infraestructura local y se plantean qué tipo de nube utilizar, la opción de la nube privada a menudo se considera mucho más sencilla desde el punto de vista logístico.

    Las nubes privadas se pueden configurar para que admitan cualquier aplicación, como sucede con la arquitectura local tradicional. También son la opción preferida para las organizaciones que dependen de ciertas aplicaciones heredadas, muchas de las cuales experimentan problemas y un rendimiento deficiente cuando se implementan a través de la solución más convencional: la nube pública. Las nubes privadas también son opciones atractivas para aplicaciones mal escritas o poco utilizadas, pues tal vez no merezca la pena invertir dinero y esfuerzo en reescribirlas y migrarlas a una nube pública.

    Las nubes privadas son una forma segura y fácil de probar y desarrollar nuevas aplicaciones de cualquier nivel de complejidad. En NVIDIA, ofrecemos un dispositivo virtual llamado NVIDIA® Cumulus VX, que cuenta con el soporte de la comunidad y permite a los administradores e ingenieros de TI previsualizar y probar las nuevas aplicaciones y la infraestructura del centro de datos de un modo eficiente, seguro y sin coste adicional. 

    El cumplimiento normativo suele ser otro obstáculo para elegir una nube pública. Por ejemplo, si tu empresa utiliza Oracle RAC en combinación con una arquitectura dedicada para la conformidad, un equivalente común en la nube pública es Amazon Relational Database Service (Amazon RDS), que no cumple los requisitos HIPAA.

    NUBE HÍBRIDA

    Una solución de nube híbrida consiste en una combinación de nubes públicas y privadas, a menudo de varios proveedores. Al distribuir las aplicaciones de la organización en una nube híbrida, el departamento de TI puede elegir qué entornos proporcionan las implementaciones más eficientes para cada aplicación.

    La desventaja de esta popular solución es que el uso de distintas plataformas de seguridad requiere conocimientos más amplios sobre administración de TI si se quiere garantizar que todos los aspectos del negocio se comuniquen bien entre sí en todo momento. Sin embargo, una nube híbrida funciona bien para las empresas que ofrecen servicios específicamente adaptados a distintos mercados verticales. Por ejemplo, la organización puede usar una nube pública para interactuar con los clientes mientras mantiene sus datos almacenados de forma segura en una nube privada.

    Download the whitepaper to learn more

    Fill out the form below to download the analyst-researched paper, “Private vs. Public Cloud” to learn more about choosing the environment that is right for you.

    Send me the latest enterprise news, announcements, and more from NVIDIA. I can unsubscribe at any time.
  • Diseño de redes de nube privada

    Para las organizaciones que buscan una solución de red a escala web con agilidad, escalabilidad y rentabilidad mejoradas, la solución de nube privada ofrece una serie de atractivas ventajas. Como una nube privada se configura fácilmente según los requisitos exactos de la empresa y las necesidades de implementación de cualquier aplicación, muchos departamentos de TI optan hoy por renunciar a la nube pública.

    RENTABILIDAD

    La arquitectura de nube privada ofrece capacidades de red a escala web, con escalabilidad y agilidad mejoradas, y un coste total de propiedad (TCO) significativamente menor. Según una investigación propia, nuestros clientes reducen su TCO hasta un 60 % cuando utilizan principios de escala web para construir una nube privada. Por otra parte, con un entorno de nube pública, su organización solo "alquila" el espacio de almacenamiento de la nube, lo que limita tu capacidad para optimizar los recursos, los procesos y la escalabilidad.

    SEGURIDAD MEJORADA

    Dado que las nubes privadas son una solución de un solo inquilino, el hardware específico, el centro de datos y las capacidades de red se pueden diseñar con los más altos niveles de seguridad. La amenaza de que otra empresa obtenga acceso accidentalmente a tu centro de datos se elimina por completo. Los servidores pueden estar ubicados dentro de los límites de la red de la organización, administrados por personal de TI interno. Si bien las nubes públicas proporcionan un alto nivel de seguridad, la tranquilidad adicional de una solución de nube privada es inigualable.

    AGILIDAD DE TI Y CONTINUIDAD A ESCALA WEB

    Tradicionalmente, las organizaciones implementan las soluciones de nube privada dentro del firewall de la intranet, lo que garantiza una eficiencia y un rendimiento óptimos. Las aplicaciones, incluso las mejor escritas, funcionan casi siempre de manera más fluida o eficiente cuando se implementan en un entorno de nube privada. ¿Y qué pasaría con las operaciones de tu empresa si su proveedor de nube pública administrada quebrara?

    Con un entorno de nube privada, las organizaciones no necesitan preocuparse por tener que migrar la totalidad de sus datos y aplicaciones a otra nueva solución en la nube.

    OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

    Cuando las organizaciones eligen un proveedor "bloqueado" como AWS o Azure, deben asegurarse de que cada aplicación utilizada se vincule con una función patentada de la nube pública y de que todas las personas afectadas tengan formación en dicho programa. Con el sistema operativo Linux, completamente abierto, toda la pila habla el mismo idioma. Puedes aprovechar el talento existente de Linux o formar a tus operadores en Linux, con la tranquilidad de saber que no se requerirá ninguna certificación adicional.

    MAYOR CONTROL

    Como el hardware de una nube privada se ubica en las propias instalaciones o en las de terceros, las organizaciones disfrutan de un mayor control sobre el almacenamiento de datos y la administración de aplicaciones. El departamento de TI mantiene una supervisión completa de todo el sistema. El personal puede intervenir inmediatamente en caso de que sea necesario realizar algún cambio. El departamento de TI también puede supervisar cuidadosamente la implementación de aplicaciones y utilizar análisis avanzados para evitar interrupciones o cuellos de botella.

    PERSONALIZACIÓN

    Cada organización tiene una combinación diferente de requisitos técnicos y objetivos de negocio, en función de su tamaño, su sector y los servicios que ofrece. Uno de los beneficios más atractivos de una solución de nube privada es que las empresas pueden modificar rápidamente la infraestructura existente para adaptarse a unas demandas en constante evolución. También son la opción preferida para las organizaciones que dependen de ciertas aplicaciones heredadas, mal escritas o de uso poco frecuente, con requisitos de ancho de banda extraños o fluctuantes.

    PROBLEMAS DE CUMPLIMIENTO

    No hay una solución que valga para todo cuando se trata del almacenamiento en la nube. Dependiendo del sector, pueden aplicarse distintas normativas nacionales, autonómicas o locales. Además, la prueba del cumplimiento suele ser una preocupación constante y crucial. Y en situaciones donde entren en juego prácticas comerciales y soberanía de datos en el ámbito internacional, el centro de datos que hospeda un servicio de nube pública debe estar ubicado en el mismo país. Para resolver problemas de cumplimiento de todas las formas y tamaños, una solución de nube privada suele ser la mejor opción.

    ESCALABILIDAD Y ADAPTABILIDAD ILIMITADAS

    Aunque cueste creerlo, todavía hay zonas del mundo sin acceso a la nube pública. Además, si una empresa tiene sucursales en distintas regiones y emplea distintas metodologías operativas, es probable que los problemas de cumplimiento varíen considerablemente según la ubicación. Para estas organizaciones, una solución de nube privada puede ser la única opción viable. NVIDIA ofrece NVIDIA Cumulus Linux, SONiC y NVIDIA Mellanox Onyx® para que crees, automatices y personalices tu nube privada, duplicando los principios a escala web de los centros de datos más grandes y sofisticados del mundo.

     

  • Traslado a una nube privada en el centro de datos

    El miedo al cambio a menudo impide o retrasa el traslado de una empresa a una nube privada. Aquí tiene cuatro señales de que tu organización puede necesitar dar ese salto.

    1. Necesita responsabilidad más allá del número de teléfono del proveedor de la nube.

      Tus empleados, clientes y proveedores necesitan acceder a tu red desde cualquier dispositivo y a cualquier hora del día. También necesitan poder acceder al centro de datos desde una cafetería de barrio un domingo por la tarde o desde un hotel en la otra punta del mundo. Si los usuarios tienen algún problema para obtener acceso a sus aplicaciones o servicios, o si tu negocio requiere eficiencia y coherencia en el tiempo de comercialización de nuevas aplicaciones, un entorno de nube pública puede ser arriesgado porque dependerá completamente de las horas, los procesos y los plazos de ese proveedor. Al crear un entorno de nube propio, se pueden adaptar completamente los procesos a las necesidades del negocio.

    2. Esas aplicaciones heredadas parecen ejecutarse cada vez más despacio.

      Casi todas las empresas, independientemente de su tamaño o sector, ejecutan al menos una (si no varias) aplicaciones heredadas. Aunque sean programas antiguos, siguen siendo un componente esencial de las operaciones diarias.

      Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, muchas de estas aplicaciones heredadas comienzan a mostrar un rendimiento deficiente. Si deseas mover las aplicaciones heredadas a una solución en la nube, la opción privada es la mejor. Es sencillo personalizar una nube privada para satisfacer las necesidades precisas de estos sistemas heredados, mientras que las nubes públicas pueden requerir un reescritura del código extensa e inasumible.

    3. Careces de la capacidad para compartir recursos e información entre usuarios de manera eficiente.

      Una parte importante de las redes a escala web es NetDevOps. En pocas palabras, esta metodología requiere que los equipos de red, desarrollo y operaciones colaboren de manera estrecha y sin fricciones para optimizar la eficiencia de la organización. Este tipo de estructura organizativa garantiza que los empleados compartan datos y recursos fácilmente. Con una red de nube privada, es posible asignar a cada usuario códigos exclusivos de acceso y autenticación. Se puede bloquear el acceso de empleados concretos a secciones enteras de la red, conceder privilegios de solo lectura a otros y proporcionar capacidades de edición solo para archivos específicos, de ser necesario. Además, un miembro del personal de TI con la autoridad apropiada puede cambiar todos estos parámetros al instante. En buena medida, todo esto también es posible con una nube pública, pero una nube privada aporta más control y flexibilidad. La tecnología y las aplicaciones son otras consideraciones importantes. Muchas aplicaciones de alto rendimiento funcionan en servidores bare-metal. Un entorno privado y abierto permite utilizar las aplicaciones adecuadas para las necesidades del negocio. Por ejemplo, las aplicaciones de big data de alto rendimiento se pueden ejecutar en bare metal, mientras que las aplicaciones sencillas de back-office se pueden dejar como máquinas virtuales (VM).

    4. Necesitas más capacidad para innovar y escalar con tu negocio.

      Una nube privada a escala web brinda un control total sobre el centro de datos y la red. Si necesitas procesos especializados, aplicaciones a medida o tecnología de vanguardia, un entorno de nube pública supondrá un freno. En una nube pública, tendrás que conformarte con una tecnología y unas aplicaciones patentadas, procesos y actualizaciones estandarizados y un equipo de soporte externo.

    5. La seguridad y el cumplimiento suponen una preocupación.

      Si te preocupa el cumplimiento de normativas como SOX o HIPPA y necesitas poseer físicamente los datos para asegurarte de que se transmitan y almacenen correctamente, una nube privada es la mejor (y posiblemente única) opción. Tendrás un control total sobre los mecanismos de seguridad y todos los datos estarán almacenados internamente.

      A algunas organizaciones también les preocupa la soberanía de los datos, en caso de que la información deba ubicarse en un país específico por razones legales, de seguridad o de privacidad. Esta es otra gran razón para guardar los datos en casa, donde tendrás un control total sobre la privacidad, la seguridad y la ubicación física.

      El mundo de la computación en la nube avanza a un ritmo rápido, lo que significa que las empresas deben mantenerse informadas sobre las últimas tendencias. Tanto si fuiste de los primeros en adoptar la automatización de redes de nube privada como si acabas de comenzar tu viaje, aquí tienes una breve lista de conceptos y tendencias técnicas de redes que están recibiendo mucha atención en 2017.

    DEVOPS Y NETDEVOPS

    DevOps simplemente significa "una combinación de desarrollo de software y operaciones". En lugar de abordar los dos problemas por separado, los profesionales de TI ahora fusionan las dos disciplinas en un solo concepto. En lugar de identificar los equipos de desarrollo y de operaciones como dos grupos distintos, responsables de tareas específicas, la metodología DevOps reconoce que ambos son interdependientes.

    El énfasis en la colaboración, la comunicación y la cohesión es el enfoque principal. Cuando este concepto se aplica a las redes, especialmente con la automatización de redes de nube privada, el término se redefine como NetDevOps. Cuando se implementa correctamente, los profesionales de TI pueden adaptarse más rápidamente a los cambios necesarios, automatizar los procesos de red y el control de cambios, y reducir o eliminar los cuellos de botella de aprovisionamiento. NetDevOps representa un auténtico cambio en la cultura en una organización, pues los equipos de desarrollo y operaciones colaboran para trabajar de manera más eficiente y mejorar el tiempo de comercialización.

    INFRAESTRUCTURA HIPERCONVERGENTE (HCI)

    En una arquitectura de TI convergente tradicional, el hardware de almacenamiento se conecta directamente a los servidores físicos. El almacenamiento flash es una solución común para el almacenamiento en caché desde hardware basado en discos conectados, así como para las aplicaciones de alto rendimiento. En una infraestructura hiperconvergente, el controlador de almacenamiento opera en cada uno de los nodos del clúster.

    Y al igual que sus contrapartidas de nube pública, las soluciones de nube privada requieren un nivel superior de estandarización, automatización, virtualización, acceso SaaS y supervisión de recursos. Los entornos HCI ofrecen almacenamiento y recursos informáticos preintegrados para ayudar a las organizaciones a ponerse en marcha mucho más rápido. Las empresas que utilizan Cumulus Linux, por ejemplo, suelen disfrutar de menores costes asociados y acceso fácil a las herramientas convencionales de Linux para automatizar y administrar su red.

    El HCI llegó al sector de las redes cuando las grandes organizaciones a escala web empezaron a buscar una escalabilidad económica y modular con un hardware básico. El HCI combina dispositivos informáticos y de almacenamiento, y ofrece a los clientes una solución estandarizada, sencilla y fácil de escalar.

    Si quieres ver un buen ejemplo de cómo un cliente de NVIDIA ha utilizado la infraestructura hiperconvergente en un entorno de nube privada con Cumulus Linux, consulta el estudio de caso de Perth Radiology.

    Recursos:

    https://www.hitachivantara.com/en-us/solutions/multicloud-acceleration/hybrid-cloud.html

    http://spearhead.biz/wp-content/uploads/2016/10/top-3-reasons-enterprises-are-moving-to-private-cloud.pdf

¿Prefieres probar antes de comprar? Prueba NVIDIA Cumulus Linux gratis.