NVIDIA DRIVE SIM y DRIVE Constellation

Plataforma de simulación de vehículos autónomos

PRUEBA Y VALIDA MILES DE MILLONES DE MILLAS EN EL CENTRO DE DATOS

Imagina que pudieras probar un vehículo autónomo en una variedad casi infinita de condiciones y escenarios, incluso antes de que llegue a la carretera. NVIDIA lo está haciendo realidad, al permitir al sector conducir de forma segura miles de millones de kilómetros de realidad virtual con el nuevo y potente simulador AV NVIDIA DRIVE Constellation.

 

NVIDIA DRIVE Sim: Prueba de condiciones de conducción simuladas para los desafíos del mundo real

VEHÍCULOS VIRTUALES.
RESULTADOS REALES.

Imagina que pudieras probar un vehículo autónomo en una variedad casi infinita de condiciones antes de que esté en la carretera. El simulador AV NVIDIA DRIVE SIM™ y NVIDIA DRIVE Constellation™ ofrecen un entorno de prueba escalable, completo y diverso. Con una arquitectura abierta y modular, DRIVE SIM permite a las empresas personalizar los escenarios del vehículo, el mundo, el sensor o el tráfico con sus propios modelos o los de nuestros socios del ecosistema.

Capacidades de expansión con Omniverse

La aplicación DRIVE SIM se basa en NVIDIA Omniverse, que proporciona los motores de simulación y renderizado básicos. El desarrollo y la validación de un vehículo autónomo tienen unos requisitos de temporización, repetibilidad y rendimiento en tiempo real que se complican aún más por la necesidad de utilizar varias GPU para simular las cargas de detectores completas en mundos 3D complejos. La plataforma basada en la nube de NVIDIA Omniverse está diseñada para admitir la simulación multisensor de gran escala para equipos autónomos. Permite una simulación del sensor precisa físicamente y en tiempo real con NVIDIA RTX en DRIVE SIM, así como la interoperabilidad en las distintas aplicaciones de software.

DRIVE Constellation

DRIVE Constellation proporciona una plataforma de hardware para ejecutar DRIVE SIM con dos servidores. El primero es un potente servidor de GPU que contiene ocho GPU NVIDIA RTX Turing. Ejecuta DRIVE SIM para generar información de sensores y del entorno para el software AV en el formato original del sensor, que incluye cámara, radar, lidar, IMU y GNSS. Los núcleos de trazado de rayos de RTX ofrecen funciones de trazado de rayos en tiempo real para procesar el entorno y simular sensores. DRIVE Constellation proporciona la potencia de cálculo necesaria para transmitir los datos de sensores sincronizados en tiempo real a la pila AV que se ejecuta en el hardware de IA de destino.

El segundo servidor contiene el hardware de IA de destino para el AV que ejecuta la pila de software completa de un vehículo autónomo compatible con binario que funciona dentro del vehículo. Procesa los datos simulados como si procedieran de los sensores de un coche que circula por la carretera. DRIVE Constellation Computer es totalmente compatible con NVIDIA DRIVE AGX Pegasus o se puede personalizar con hardware de terceros.

Un completo bucle de retroalimentación

Juntos, DRIVE Constellation Simulator y DRIVE Constellation Computer crean un sistema de “hardware en bucle”. En este ciclo de respuesta de precisión digital y de sincronización, los datos del sensor simulado fluyen hacia el hardware de IA de destino y se procesan en tiempo real. Los comandos de conducción desde el hardware de IA de destino se envían después en tiempo real para controlar la conducción del vehículo virtual en el entorno simulado para validar el software AV.

Las soluciones de NVIDIA Automotive están disponibles para fabricantes de automóviles y la industria auxiliar, startups y centros de investigación que conforman el futuro del transporte.