Simulación

Acelera el desarrollo de vehículos autónomos
en el mundo virtual.

NVIDIA DRIVE Sim, con tecnología Omniverse

Los vehículos autónomos requieren desarrollo y pruebas a gran escala en una amplia gama de situaciones antes de que se puedan implementar. Sin embargo, conducir la cantidad necesaria de kilómetros en el mundo real consume mucho tiempo y capital, y encontrarse con situaciones inusuales y peligrosas es prácticamente imposible. NVIDIA DRIVE Sim™ afronta estos desafíos con una plataforma de simulación escalable, físicamente precisa y variada. Con DRIVE Sim, los desarrolladores de vehículos autónomos pueden mejorar la productividad, la eficacia y la cobertura de las pruebas, lo que adelanta el tiempo de comercialización y minimiza la necesidad de conducir en el mundo real.

DRIVE Sim: vehículos virtuales, resultados del mundo real

DRIVE Sim utiliza simulación de alta fidelidad y precisión física para crear una forma segura, escalable y rentable de llevar vehículos autónomos a las carreteras. Aprovecha las tecnologías básicas de NVIDIA, como NVIDIA RTX™, Omniverse™ y la IA, a fin de ofrecer una potente plataforma informática basada en la nube capaz de generar una amplia gama de situaciones propias del mundo real para el desarrollo y la validación de vehículos autónomos. DRIVE Sim puede generar conjuntos de datos para entrenar el sistema de percepción del vehículo o probar el proceso de toma de decisiones. También se puede conectar a la pila de vehículos autónomos en configuraciones de software o hardware en bucle para probar la integración del sistema.

Capacidades de expansión con Omniverse

DRIVE Sim se basa en NVIDIA Omniverse, que ofrece los motores de simulación y renderizado básicos. La simulación de vehículos autónomos tiene tiempos, repetibilidad y requisitos de rendimiento en tiempo real extremadamente ajustados, y debe ser capaz de funcionar a escala. Además, generar datos a partir de conjuntos de sensores de vehículos autónomos en mundos virtuales basados en el físico requiere cargas informáticas enormes. NVIDIA Omniverse se ha diseñado desde cero con soporte multi-GPU para la simulación multisensor a gran escala de vehículos autónomos. También permite una simulación de los sensores físicamente precisa y en tiempo real con NVIDIA RTX.

DRIVE Constellation

DRIVE Sim se puede ejecutar en una estación de trabajo local o escalar a varias GPU en distintos nodos. También es compatible con configuraciones de software en bucle (SIL) o hardware en bucle (HIL).  

NVIDIA DRIVE Constellation ofrece una plataforma de hardware dedicada para el HIL. Cuenta con dos servidores: el primero es un potente servidor de GPU para ejecutar DRIVE Sim y generar datos de los sensores sintéticos del entorno simulado. El segundo es un servidor vehicular que contiene el ordenador del vehículo objetivo, que recibe datos y responde como si funcionara en el mundo real. DRIVE Constellation está diseñado para funcionar a escala en un centro de datos, lo que acelera el desarrollo y la validación de vehículos autónomos probando el software de conducción automática en su hardware objetivo con precisión de bits y tiempos. Es totalmente compatible con la plataforma NVIDIA DRIVE AGX y se puede personalizar con hardware de otros fabricantes.

Ampliar las capacidades con Omniverse

DRIVE Sim es un software abierto, modular y ampliable que aprovecha el SDK Omniverse KIT para permitir a los desarrolladores crear modelos compatibles, contenido 3D y herramientas de validación. Los usuarios pueden crear sus propios complementos o elegir entre una rica biblioteca de complementos de vehículos, sensores y tráfico ofrecidos por los socios del ecosistema DRIVE Sim. Esta flexibilidad permite a los usuarios personalizar DRIVE Sim para su caso de uso único, y adaptar la experiencia de simulación a sus necesidades de desarrollo y validación. 

Las soluciones de NVIDIA Automotive están disponibles para fabricantes de automóviles y la industria auxiliar, startups y centros de investigación que conforman el futuro del transporte.