Cómo obtener más de 144 FPS en Call of Duty: Warzone y obtener una ventaja competitiva

Autor Seth Schneider on 28 de abril de 2020 | Artículos destacados FramesWinGames GPU GeForce RTX

Call of Duty: Warzone se ha convertido rápidamente en uno de los juegos más jugados en PC en las semanas que han pasado desde su lanzamiento, con más de 50 millones de jugadores hasta la fecha. Este título gratuito cuenta con un juego dinámico y frenético tipo battle royale con hasta 150 jugadores en el campo de batalla de Call of Duty más grande que ha habido nunca.

Call of Duty: Warzone da un nuevo giro a las arenas de combate masivas al quitar la dificultad de saquear, mientras que te ofrece nuevas misiones para completar durante el transcurso de la batalla que recompensan el juego agresivo y recorrer el mapa. Y la pelea no termina una vez que mueres. Incluso si tus compañeros de equipo no pueden revivirte, se te coloca en el Gulag, donde compites uno a uno con otros combatientes caídos para tener la oportunidad de reaparecer con tu escuadrón. Ya estés en Verdansk o en el Gulag, los FPS altos desbloquean tu potencial y aumentan tus posibilidades de ganar la partida.

 

Los tiroteos en Call of Duty: Warzone pueden terminar en un abrir y cerrar de ojos, así que asegurarse de que tienes todas las ventajas posibles es vital. Ya seas un profesional experimentado o un recién llegado al género Battle Royale, jugar con FPS altos te otorga varios beneficios.

Por qué los fotogramas por segundo (FPS) altos son importantes al jugar a Call of Duty: Warzone

Animaciones más suaves:

En Call of Duty: Warzone, el movimiento del jugador es rápido. Ya estés protegiendo el ángulo o asomándote desde una esquina, los FPS altos emparejados con una pantalla de alta frecuencia de actualización proporcionan claridad y comprensión mejoradas cuando realmente importan. Además, el movimiento más suave proporcionado por el aumento de la velocidad de fotogramas te permite más oportunidades para corregir tu objetivo, lo que facilita el seguimiento de esos objetivos a medida que pasan corriendo. ¡A 240 FPS/Hz recibes el cuádruple de información y tienes el cuádruple de oportunidades de hacer microcorrecciones a tu objetivo!

Efectos de distracción reducidos

En el calor de la batalla, ser reactivo es fundamental. Los efectos que distraen, como las fragmentaciones o el efecto fantasma, te cuestan preciosos milisegundos que pueden afectar a tu capacidad de percibir la situación correctamente. Los FPS altos en una pantalla con una tasa de Hz alta reducen significativamente estos efectos que distraen, al disminuir el tamaño del rastro fantasma y el desplazamiento de la fragmentación Reducir los efectos que distraen garantiza que realmente estés apuntando al objetivo correcto.

Ver jugadores antes

Cuando los milisegundos importan, ver a tu oponente una fracción de segundo antes puede darte una ventaja en un combate. Los FPS más altos reducen la latencia general del sistema de tu ordenador, lo que implica que tus acciones y el estado del juego se muestran en el monitor más rápido. La latencia del sistema más baja ayuda a mejorar los tiempos de reacción y hace que la entrada se sienta más rápida, algo crítico para un juego de ritmo rápido como Call of Duty: Warzone.

Para obtener más información sobre por qué los FPS altos son importantes, consulta nuestro artículo técnico en profundidad,“¿Por qué son importantes los FPS altos para Esports?

Prepararse para la batalla: juego competitivo a más de 144 FPS

El primer paso para prepararte para este battle royale de 150 personas es asegurarte de que tienes el hardware y la configuración adecuados para jugar con FPS altos. Call of Duty: Warzone está lleno de detalles y cuenta con un amplio mapa de mundo abierto que puede ser un desafío para la renderización. Para aprovechar todos los beneficios que mostramos anteriormente, necesitarás una GPU potente para lograr FPS altos.

Activision publicó recientemente sus especificaciones competitivas para Call of Duty: Warzone, que recomiendan la GeForce RTX 2070 SUPER para configuraciones altas. Con esta potente GPU, la gran mayoría de tu tiempo luchando en Verdansk estará por encima de 144 FPS.

Cómo optimizar la configuración de Call of Duty: Warzone para 240 FPS

El uso de ajustes competitivos puede aumentar tus FPS y te permite llegar a los 240 FPS. Concluimos que la siguiente combinación de ajustes de Prosettings.net junto con el enfoque de imagen en el panel de control de NVIDIA es la mejor combinación para el juego competitivo. Alcanzar los 240 FPS puede depender de tu situación en la partida, la versión del juego y la configuración total del PC.  Los ajustes competitivos también implican un sacrificio de la calidad de imagen: las sombras serán menos realistas y aparecerán como bloques, los reflejos serán menos precisos y la calidad de las explosiones se reducirá.

Si te preocupa menos la calidad de imagen y todavía quieres tratar de llegar a los 240 FPS, vamos a sumergirnos primero en la configuración de Call of Duty: Warzone:

Recuerda siempre establecer el modo Pantalla completa ya que reduce la latencia del sistema. ¡Algunas de estas opciones de configuración dependen de las preferencias personales, así que ajústalas para encontrar las que te gustan! Algo que se debe tener en cuenta es que la escala de renderización se ha reducido al 90 %. Esto resultará en un pequeño aumento de rendimiento a cambio de una ligera pérdida en la calidad de imagen. Sin embargo, activar el enfoque de imagen en el panel de control casi niega cualquier pérdida de calidad de imagen.

 

Cómo activar el enfoque de imagen en el Panel de control de NVIDIA

1. Abre NVCPL (haz clic con el botón derecho en el escritorio, selecciona Panel de control NVIDIA)
2. Selecciona “Administrar la configuración 3D”
3. Selecciona “Configuración del programa”

a. Selecciona Call of Duty: Modern Warfare (si no lo ves en la lista, desmarca “Mostrar solo los programas encontrados en este equipo” o selecciona “Añadir”)

4. Activa el enfoque de imagen con la configuración predeterminada, utilizando el último Controlador GeForce Game Ready

5. Cuando acabes, aplica tu configuración y reinicia el juego.

Usando la configuración descrita anteriormente, deberías ver un buen impulso en FPS la próxima vez que juegues. Las velocidades de fotogramas que consigas variarán en función de los componentes de tu equipo, así que asegúrate de ajustar tu hardware para obtener el máximo rendimiento deteniendo servicios innecesarios, cerrando programas que afecten al rendimiento y haciendo overclok de la CPU, RAM y GPU.

Más fotogramas ganan partidas

Después de profundizar en los beneficios que hemos descrito anteriormente, pasamos tiempo estudiando las relaciones K/D tanto en Fortnite como en PUBG para ver su correlación con los juegos de FPS altos. Si quieres profundizar en lo que descubrimos, puedes leer nuestro estudio completo sobre jugar títulos de Battle Royale a FPS altos.

Como se puede ver en la siguiente tabla, si eres un guerrero de fin de semana o un aspirante a profesional, hay una correlación entre un mejor rendimiento y FPS más altos, independientemente de cuánto tiempo se pase jugando.

Cuando toda la información disponible se considera en su conjunto, podemos concluir que hay una fuerte correlación entre FPS más altos y maximizar tu potencial en juegos de battle royale como Call of Duty: Warzone.

Para obtener más información sobre los juegos a FPS altos, echa un vistazo a nuestra página FramesWinGames.