GeForce RTX: toda una bestia para los juegos actuales... y futuros

Autor Matt Wuebbling el 22 de agosto de 2018 | GeForce Experience Turing NVIDIA RTX Ray Tracing

Abre la caja. Inicia el juego. Presencia lo imposible.

Nuestras GPU de la serie GeForce RTX, las primeras GPU de gaming basadas en nuestra nueva arquitectura NVIDIA Turing, combinan shaders de nueva generación, trazado de rayos en tiempo real y capacidades de IA completamente nuevas. Los desarrolladores de juegos están entusiasmados.

Y es que, nada más empezar a usarlas, te proporcionan un enorme aumento de rendimiento para los juegos a los que ya estás jugando.

Las GPU de GeForce RTX ofrecen una experiencia de gaming 4K HDR en juegos AAA recientes a 60 fotogramas por segundo, una proeza que ni siquiera nuestra GPU principal GeForce GTX 1080 Ti puede lograr.

 

Nuestras nuevas GPU Turing, las GeForce RTX 2080 Ti, 2080 y 2070, llegan antes de la época de compras navideña acompañadas de monitores 4K con un precio inferior a los 300 € y una serie de juegos importantes de las principales franquicias.

Juegos con mayúsculas

Juego tras juego, Turing proporciona grandes ventajas de rendimiento (mira el gráfico superior). Esas cifras aumentan todavía más con el supermuestreo de deep learning o DLSS, que se presentó el lunes.

DLSS aprovecha la capacidad de nuestros núcleos Tensor para usar IA. En este caso, se utiliza para desarrollar una red neuronal que aprende por sí sola cómo representar un juego. Suaviza los bordes de los objetos representados y aumenta el rendimiento.

Este es un ejemplo de cómo Turing puede lograr lo que no puede ninguna otra GPU. Por ello, es difícil medir el pleno rendimiento de Turing.

Pero, si nos fijamos en los juegos de PC actuales, para los que hace tiempo que se han medido los resultados de las GPU que no cuentan con las capacidades de Turing, es evidente que Turing es la bestia absoluta.

¡Prepárate para oír sus rugidos!